Datos personales

Mi foto
todos los derechos reservados

miércoles, 14 de julio de 2010

¿ENGAÑOS?


                                                                                http://www.spanisharts.com
                                                                                                          (Pintura de  H. Rousseau)

Ningún filósofo ha comenzado jamás diciendo: "Hay que considerar al Requiem de Mozart como un paradigma del Ser; vamos a partir de esto." Por qué no podemos empezar por afirmar que un sueño, un poema, una sinfonía es un paradigma de la totalidad del Ser (...)
                                                                             C. CASTORIADIS




La vida es una espera, un engañarnos:
aguardas por si acaso apareciesen
la vida que guardamos en maletas,
los sueños que quizá tomen figura.

La vida es una espera, un engañarnos:
un ver la otra ribera, un horizonte,
soñar con que cruzamos aquel río,
sentir cómo subimos aquel monte.

Aveces siento frío cuando pienso
el tiempo que malgasto divagando
si no alcanzan las puntas de mis dedos.

¿Pero acaso no es el mundo una invención?
nazca pues de ilusiones y quimeras
(nada es acabado si el hombre sueña).


V. H. Gª. Brea

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Nada es acabado si el hombre sueña... pero es preciso ir acabando algo, poner algún límite a los sueños para que no sean un mero correr tras el viento, pues sabemos que lo más dificultoso de correr estriba en parar.

¿El mundo una invención? ¿Una convención, pues? ¿Un territorio ficticio donde huir?

Tal vez si de noche viéramos el firmamento dejaríamos de considerar el mundo como esa especie de ombligo virtual en que lo hemos convertido.

gato dijo...

Negar que la vida es una espera, es negar el futuro. Podemos hacerlo, basándonos en la subjetividad del tiempo, del espacio, del movimiento... Pero al final, lo cierto es que: yo espero, tú esperas, él espera..., porque la vida no es otra cosa que la espera de la muerte.
Y si no es engañándote, ¿a ver cómo la vives?
Buena intención con este soneto.
Un beso.

Jerónimo dijo...

"La vida es una espera..." Esperamos toda la vida a que nos ocurra algo maravilloso,mucho mejor que lo que nos ha ocurrido ya...se llama ilusión.Dicen que esa ilusión es la que mueve el mundo y que sin ella,moriríamos...Por tanto ,en el fondo, no es malo tener ilusiones pero (¡ah,siempre el pero!)lo terrible del asunto es que nos damos cuenta de que son sólo eso,ilusiones...nos damos cuenta del engaño y viene la depresión...
Menos mal que al final del poema surge de nuevo la esperanza: "Si el mundo es una invención (y lo es)entonces,el estado real es la espera,la ilusión y por lo tanto ¡no vamos tan mal...! Al fin y al cabo,si no malgastaras el tiempo divagando si alcanzan las puntas de tus dedos...¿en qué otra cosa emplearías el tiempo...? Al menos yo no tengo respuesta...

Un abrazo Mercurio y gracias por publicarlo...ningún poema es malo si sale del corazón.

MERCURIO dijo...

Anónimo, ante todo gracias por pasarte. Pretendía hablar de la ambivalencia de la espera; de lo paradójico de la esperanza... De todos modos si no fuera por la huida del pensamiento,ya sea a mundos imaginarios o a racionales alegrías ¿cómo soportar la certeza de nuestra finitud y finalmente el sinsentido de cualquier afán; de pretender atrapar el presente...?; .. Estoy deacuerdo contigo en que urge volver los ojos a la Tierra.. Pero ¿cómo no considerar irreversibles todos los males actuales, y no dejarse atrapar por la desesperanza sin recordar que ha habido varios mundos; que el hombre ha sido agente? Creo que desde el derrotismo nada se podrá hacer por mejorar el actual estado de cosas; para mí el derrotismo es la falta de imaginación, el considerar el mundo acabado.. (¿acaso no hace falta imaginación para recordar el sentir del hombre primigenio al contacto con la naturaleza?) Un saludo. GRACIAS.

MERCURIO dijo...

Hola Gato. Sí; es como dices... Y aunque no haya fórmulas para vivir, el hablar de lo que no solemos hablar; este decir, tras escuchar y escucharnos, hace que el otro me deje de resultar del todo extraño y de sentirme yo tan extraña para el otro... En cierto modo, mi intento de soneto no es más que un intento de humanizarme.. Leer-escribir-comentar: no es la piedra filosofal, pero no está nada mal ¿no te parece? Que tengas un buen día y muchas gracias por pasarte, claro.

Anónimo dijo...

Imaginación no es huida, ni correr tras el viento, ni autoengaño. La imaginación es vital y tú la tienes de sobra.

Yo creo que a la imaginación se refería Elias Canetti al decir lleno de estupor: “La extraña idea de que se puede luchar contra todo menos contra la muerte, como si hubiera otra cosa contra la que hubiéramos de luchar...”

MERCURIO dijo...

Jerónimo me encantó leer tu comentario.. Quizá madurar sea ir aprendiendo a conciliar la realidad y el sueño y, como decía Anónimo más arriba, saber parar. Parar y, entonces, una vez hemos parado, verter, en la medida de lo posible, aquéllo de lo que nos hemos llenado.. Es un vivir con fe (me refiero a la fe en el más amplio sentido de la palabra; la fe dadora de confianza; la fe que da su lugar a las creencias personales) Se me antoja la existencia del hombre, su actuar, viene determinada en gran parte por aquéllo en lo que cree... Me estoy extendiendo mucho, pero para terminar quería decir que todo este análisis, estos comentarios, realmente nacen más de vosotros que de mi espontáneo poema (es vuestra imaginación...jaja) Un fuerte abrazo

MERCURIO dijo...

Anónimo, me gustó escucharte "imaginación no es huida, ni correr tras el viento, ni autoengaño"...
Muchas gracias por tus palabras (¡y por compartir a Canetti!). Un afectuoso saludo.

María García Romero dijo...

La vida es una espera, un engañarnos"...Desde mi experiencia afirmo que, continuamente estamos diseñando nuestra vida, con el pensamiento, con la acción, con el sueño.Que atraemos aquello que nos es afín y aquello que tememos. Nada hay más poderoso que el pensamiento que modifica el ánimo, que crea la imagen de lo que deseamos, que puede ser infinito, que la magia está ahí, y que sólo es cuestión de tiempo para que, aquello que deseamos, imaginamos, se materialice.Cuidemos nuestros deseos, cuidemos nuestra percepción de la vida, pues ésta será como la sintamos dentro de nuestro corazón.
Querida amiga, no me veas más loca de lo que ya estoy: Todo lo he comprobado y lo sigo constatando.
No dejes de soñar!
Abrazos!!
María.(Macarena)

MERCURIO dijo...

Brindo contigo porque sea como dices. Un abrazo y muchas gracias por pasarte...

Buscar este blog