Datos personales

Mi foto
todos los derechos reservados

martes, 10 de agosto de 2010

Y DANCÉ CON EL MAR

          (Fotografía de Cristina Domenech)




El aire me aprisiona y he cerrado los ojos para ver el nocturno cielo que se esconde en el reverso de los infantiles párpados. Aún perduran, tras abrirlos, nimias luciérnagas palpitantes; sin embargo, es imposible escuchar el zumbido de esta noche imaginada -ese oculto silencio que habla bajo el silencio - porque el ventilador hace un artificioso ruido que me contagia; que me hostiga como estos utensilios, desafinados y desacompasados con las esferas. Me rodean. Inundan mi habitación, mi casa entera, las aceras y más allá. Ningún objeto emerge: la poesía es imposible; nada hay que contemplar aquí.

Así que cierro de nuevo los ojos (esta vez sin apretar mis dedos contra ellos). Ahora llego a una playa: hago volar a todas las sombrillas, a todas las hamacas, a todas las familias y se hace un torbellino formado por colores de un sinfín de toallas, sombreros, bañadores... que marcha encabezado por unos jugadores que tapaban la orilla... Ahora cambio la hora, figurando manillas de un sol en vertical que cegaba la vista y se hace así un ocaso llamando a las gaviotas el mundo aparecido, donde un argénteo sol líquido se despide en un mar de temblor bajo un cielo muy rosa... Y seres emplumados cantan una canción de un lenguaje olvidado que parece entonar la ola que arribó, que a otra sucedió; y así otra y otra más, en mágico compás, de un romper sin quejar... Y contemplo el llegar de olas que hay detrás que también cantarán... Y me dejo llevar y escucho su canción dejándome llenar por la espuma del mar.


                                                       V.H.Gª.Brea


4 comentarios:

Anónimo dijo...

soy un chico de paso por Valladolid y me ha alegrado encontrar tu poesía, me ha ayudado a llevar mis horas de asueto, pues se me ha olvidado un buen libro que traerme y tropezar con todo esto que me presentas me ha dado en qué pensar. gracias

MERCURIO dijo...

Hola Anónimo. ¡Gracias a ti por pasarte! y se te ocurre algo que contar, que entiendo que estás de paso -en una ciudad que no es la tuya- y decides abrir los ojos a esa nueva realidad, o cerrar uno y abrir el otro y, en cualquier caso te apetece contar de tus percepciones y/o ensoñaciones, encantada de que las compartas en mi blog (es que viajo muy poco). G R A C I A S.

Anónimo dijo...

me encanta todo lo que escribes amiga!!....enhorabuena y gracias por hacerme partícipe en tu blog. Un besito. Kristi

MERCURIO dijo...

Ayyyyyy mi Cristi en el blog: ¡qué alegría!. Bueno a ver si hacemos más colaboraciones ¿eh?. Un besazo.

Buscar este blog